En qué consiste el servicio de cremación

por | Dic 10, 2019 | Blog | 0 Comentarios

El servicio de cremación es una alternativa al entierro o inhumación para disponer del cuerpo de una persona fallecida.

La cremación o incineración consiste en reducir a cenizas un cadáver dentro de un espacio acondicionado para tal fin denominado crematorio.

Procedimiento antiguo

En las más recientes décadas, se ha convertido en una opción cada vez más elegida, aunque la cremación no es un procedimiento nuevo. Se han encontrado vestigios de cremaciones que datan de 3.000 años antes de Cristo.

En los años sesenta del siglo pasado, la iglesia católica levantó la prohibición de cremar a los fallecidos, decisión que quizás haya impulsado la elección de esta práctica.

Preparación del cuerpo

En el servicio de cremación el cuerpo de la persona fallecida se viste y prepara de la misma manera que el de un cadáver que será enterrado.

Al cuerpo se le deja la ropa, excepto los elementos de metal resistentes al fuego. Si hay alguna prenda que la familia desee conservar, debe comunicarlo a la funeraria para retirarla antes de que el cuerpo pase al crematorio.

Al horno crematorio solo se introducirá el cadáver; en algunos tipos de crematorios se coloca dentro de una caja ecológica de cartón. Si se decide hacer un velatorio o hacer el servicio religioso antes de la cremación, el cuerpo se dispone en un ataúd alquilado.

Funeral de cremación

Es decisión de la familia hacer un velatorio o realizar únicamente el servicio religioso y luego una despedida final en el cementerio o casa crematoria antes de la incineración.

El servicio religioso puede hacerse con el cuerpo en el ataúd antes de la cremación, o después de la incineración con los restos en la urna de cenizas.

Las características de la ceremonia, religiosa o no, la decidirá cada familia de acuerdo con sus deseos y costumbres.

La incineración

Antes de ser llevado a la cámara crematoria, los familiares realizan la despedida final del fallecido.

El horno crematorio está diseñado para incinerar únicamente cuerpos humanos, un solo cadáver a la vez. Alcanza temperaturas de 800 a 1000 grados centígrados, y es controlado por computadora.

Una vez concluido el proceso de incineración, los restos se pasan por un procesador que se encarga de pulverizar los residuos óseos más grandes. Luego, se espera que se enfríen las cenizas y después son depositadas en la urna, ánfora o caja que se entrega a los deudos.

Disposición en nicho o terreno

El servicio de cremación puede incluir la disposición de la urna de cenizas en un nicho o en un terreno del cementerio.

La familia también puede elegir dispersar las cenizas en algún lugar que tenga un significado para el fallecido. Igualmente, puede optar por dispersarlas en sitios religiosos que cuentan con lugares especiales para hacerlo. También puede escoger conservarlas.

Costos del servicio de cremación

En Panamá los costos del servicio de cremación siguen estando por encima de los costos del servicio tradicional más económico.

Pero la demanda está en crecimiento debido a la falta de espacio en los cementerios municipales y a los costos elevados de los lotes en camposantos privados.

Un servicio de cremación básico incluye traslado hasta el crematorio, trámites de defunción y la urna de cenizas.

Ventajas de la cremación

Entre las ventajas de la cremación está que se puede disponer de las cenizas de la forma como el fallecido lo dejó establecido o como la familia lo desee.

Otra de las ventajas prácticas es que la urna de cenizas ocupa menos espacio que un ataúd. Resulta más fácil depositarlas en un terreno o panteón del que se disponga, y más económico adquirir un nicho para guardarlas.

Si se decide dispersarlas, se ahorran los gastos de compra de lote o nicho y los gastos de mantenimiento.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.